28 mayo, 2020

Muere por coronavirus el mayordomo de once presidentes en la Casa Blanca

Entró a trabajar en la Casa Blanca en el año 1957 con el republicano Dwight D. Eisenhower y se retiró en 2012, durante el mandato de Barack Obama

Su imagen, a las puertas de un ascensor, mientras Barack Obama degustaba un nugget de pollo y su esposa Michelle le miraba sonriente, dio la vuelta al mundo. Parecía un infiltrado, alguien que se había colado en la instantánea en el último segundo, pero en realidad Wilson Roosevelt Jerman llevaba muchos más años que el entonces presidente estadounidense como inquilino de la Casa Blanca. Mayordomo bajo once administraciones, ha muerto a los 91 años de edad, víctima de coronarivus, según ha informado su familia a los medios de comunicación estadounidenses.

55 años estuvo Jerman desempeñando distintas funciones en la Casa Blanca. Entró en 1957, como parte del servicio de limpieza, bajo el mandato del republicano Dwight D. Eisenhower (1953-1961) y se retiró en 2012, cuando Obama estaba al frente de la Administración (2009-2017) y tras haber servido, nada más y nada menos, a once presidentes.

Poco tardó en ocupar el puesto de mayordomo, un ascenso promovido durante la Presidencia de John F. Kennedy (1961-1963) por la entonces primera dama, Jacqueline Kennedy, según ha relatado Jamila Garrett, una nieta de Jerman, a Fox News. «Jackie tenía muy buena relación con él y le ayudó a ascender a la categoría de mayordomo. Su papel fue sumamente importante para su ascenso», ha explicado.

Garrett ha descrito a su abuelo como «un hombre genuino y amante del ambiente familiar» y ha hecho hincapié en que su misión fue siempre «estar al servicio de los demás, sin importar quiénes eran, qué hicieron o qué necesitaban. Siempre te brindaba su ayuda».

Otra nieta, Shanta Taylor Gay, ha explicado a CNN que su abuelo falleció el 16 de mayo y lo ha descrito como un hombre que «nunca habló de política» en casa. «Era tranquilo, pero severo. Muy generoso, nunca se molestó ni se quejó. Siempre dijo que vivió una vida bendecida», afirmó.

Condolencias

No han tardado en llegar las condolencias de varias familias de presidentes estadounidenses tras la muerte de Jerman. «Con su amabilidad y cuidado, Wilson Jerman ayudó a hacer de la Casa Blanca un hogar durante décadas para las familias presidenciales, incluida la nuestra», ha dicho en un comunicado la exprimera dama Michelle Obama.

«Su servicio a los demás -añadió-, su disposición de ir más allá por el país que amaba y todas las personas en cuyas vidas estuvo, es un legado digno de su espíritu generoso. Tuvimos la suerte de conocerlo. Barack y yo enviamos nuestro sincero amor y oraciones a su familia».

Por su parte, una de las hijas de George W. Bush (2001-2009), Jenna, destacó que Jerman hizo que la Casa Blanca fuese como un hogar para ellos. «Lo amábamos, mi familia lo quería, y vamos a extrañarlo mucho», agregó.

Share This