10 agosto, 2020

Mueren dos hombres en un hotel de España tras precipitarse uno desde un balcón y caer sobre otro

Increíble y trágico suceso ocurrido esta mañana en Marbella. Un hombre ha perdido la vida después de que le cayese encima un individuo que se había precipitado por el balcón de una habitación de hotel ubicada en una séptima planta y que también ha fallecido.

Emergencias 112 ha informado de que los hechos ocurrieron en torno a la 1:45 en la calle José Meliá, momento en el que varias llamadas alertaron de que un hombre «se había precipitado desde el balcón de una habitación de hotel y había caído sobre otro hombre».

Hasta el lugar, el hotel Don Pepe Gran Meliá, se desplazaron con celeridad facultativos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) y agentes de la Policía Local y la Policía Nacional. Los servicios sanitarios «no pudieron hacer nada por salvar la vida» de los dos hombres. El precipitado, cliente del hotel, tenía 50 años de edad y era de origen inglés. La víctima era un español de 43 años que se encontraba tomando algo en una de las terrazas exteriores del establecimiento cuando fue golpeado.

Fuentes muy próximas al caso consultadas por EL MUNDO señalaron que el grupo de amigos con sus parejas se encontraba sentado en una mesa charlando sobre, entre otros temas, la celebración de una futura comunión. Todos ellos, además, compartirían que sus hijos juegan juntos en un club de fútbol.

El impacto fue brutal debido a la altura desde la que cayó el primero –una séptima planta– y su constitución gruesa -entre 120 y 130 kilos-. Nadie advirtió las intenciones de este hombre: «Fue sin esperarlo. Los comensales estaban conversando cuando cayó encima de la víctima».

Las citadas fuentes consultadas explicaron que la mesa alrededor de la que departía el grupo -formado por aproximadamente una decena de personas– se encontraba sobre una tarima de madera que quedó destrozada y en la que se podía apreciar un gran agujero como consecuencia del golpe.

La víctima de 43 años es un vecino de Marbella -al parecer originario de un pueblo de la comarca de Antequera-, supuestamente relacionado profesionalmente con un gimnasio muy conocido del municipio que a mediados de junio retomaba la actividad tras levantarse el estado de alarma y el confinamiento.

INVESTIGACIÓN

La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación y trata de aclarar si la caída del hombre que estaba en el hotel se produjo de forma accidental, si saltó voluntariamente o participó una segunda persona.

No obstante, fuentes cercanas al caso consultadas por este periódico han manifestado que la hipótesis principal con la que se trabaja es la del suicidio y que los responsables del caso han constatado que el individuo había bebido. Los agentes tratan de averiguar si padecía algún tipo de patología mental, ya que unos conocidos que también estaban alojados en el hotel-entre los que se encontraría un familiar- apuntaron que estaría tomando antidepresivos.

No es la primera vez que un suceso así ocurre en la provincia malagueña. En enero de 2010 una anciana de 89 años falleció tras caerle encima una joven de 20 que se había precipitado a la calle desde la octava planta de un edificio de la calle Paco Miranda de la capital. La precipitada, que supuestamente saltó al vacío con el objetivo de suicidarse, salvó la vida.

Share This