22 enero, 2021

Portazona

¡Tu Zona Informativa!

Los métodos de Huawei: castiga a sus empleados chinos expatriados por casarse con un europeo o solicitar la ciudadanía

El gigante tecnológico gestiona los recursos humanos de manera brutal. Una investigación de diversos medios internacionales reveló que llevar a cabo alguna de estas acciones puede llegar a ser considerado “una traición”

La empresa tecnológica Huawei está en el centro de la polémica, luego de que numerosos ex empleados denunciaran que la compañía mantiene una dura política que penaliza a todos aquellos trabajadores de origen chino que se relacionen o contraigan matrimonio con personas occidentales, por lo que si se encuentran en Europa deben mantenerse en una suerte de confinamiento, según una investigación de diversos medios internacionales dada a conocer este miércoles.

Entre las consecuencias que pueden enfrentar si lleva a cabo una de las acciones mencionadas -o también si solicita la ciudadanía europea– se encuentra el despido. Por otra parte, el hecho de no regresar a su país tras las órdenes de las empresa es “visto como una traición”, de acuerdo con el diario británico Daily Telegraph.

Según esta investigación colaborativa, el objetivo de la empresa es que sus trabajadores continúen sujetos a la ley china, además de evitar que filtren algún tipo de información confidencial en el extranjero, aun cuando la propia compañía ha mencionado en diversas ocasiones que no recibe mandatos de los gobernantes chinos de Beijing.

Aunque Huawei ha negado que espiaría para el régimen comandado por Xi Jinping, este hecho socavaría la afirmación de la tecnológica respecto a no ser una “agencia estatal”, de acuerdo con el profesor Anthony Glees, experto en seguridad nacional de la Universidad de Buckingham, quien señaló que “estas son estipulaciones que ninguna empresa comercial normal haría con sus empleados; eso es alarmante e inquietante”.(Foto: Tingshu Wang/Reuters)(Foto: Tingshu Wang/Reuters)

Una de las medidas que se han implementado bajo la finalidad de evitar que los empleados se asienten en alguno de los países a los que son enviados en territorio europeo es la dinámica de trasladarlos a una nueva nación cada cinco años, según un manual de empleados consultados por los medios encargados de realizar la pesquisa.

En este documento de 2014, titulado Reglamento de gestión de asignaciones y movilidad para los expatriados chinos de la región de Europa occidental, es donde también se detalla que adquirir la ciudadanía en Europa o casarse con un residente de la Unión Europea (UE) representa un “incumplimiento a su contrato de trabajo” y se le ordenará “dimitir de la empresa o de su filial”.

Según un ex trabajador de Huawei que habló para la investigación bajo la condición del anonimato, “la atmósfera interna de la empresa es que si te casas con una persona local y obtienes derechos de ciudadanía, esto se considera una traición”.

Otro antiguo empleado detalló que fue despedido en 2019, tras 10 años de haber estado en la compañía, después de que su gerente descubriera que planeaba casarse con una mujer europea. Según su interpretación, el motivo de esta decisión era evitar que se usara a la empresa como una “herramienta para emigrar a Europa occidental”.(Foto: Rodrigo Garrido/Reuters)(Foto: Rodrigo Garrido/Reuters)

En Reino Unido, la empresa afirmó que esta política en torno a sus trabajadores “ya no era válida” e incluso detalló que establecer la residencia en Europa era “un asunto personal” para los trabajadores. Incluso agregó que estas medidas nunca se habían implementado en dicho territorio.

Sin embargo, la contestación en España no negó que se hubiese abandonado la práctica e indicaron que “Huawei establece un tiempo de movilidad internacional —del cual los expatriados tienen pleno conocimiento—, que permite un flujo continuo de talento. Una vez finalizado el periodo de asignación, estos regresan a la compañía de origen. Si durante ese tiempo, algún expatriado elige solicitar la residencia permanente en el país local, eso corresponde al ámbito privado de esa persona”.

Cabe recordar que bajo la presidencia de Donald Trump, Estados Unidos ha sido un elemento importante en la presión ejercida para que sus aliados eliminen a Huawei de sus redes móviles 5G por temor al espionaje. En este sentido, funcionarios estadounidenses han dicho que la tecnológica está obligada por la ley china a espiar para el Partido Comunista a través de supuestas “puertas traseras” en sus dispositivos.

Tales afirmaciones han sido negadas por la empresa, la cual ha sostenido que “nunca ha accedido o accederá de forma encubierta a las redes de telecomunicaciones”, además de que no tienen dicha capacidad. No obstante, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, anunció que los equipos de Huawei serían prohibidos en la red 5G para 2027.

Share This