15 septiembre, 2020

Portazona

¡Tu Zona Informativa!

Kourtney Kardashian se lleva de viaje a los hijos de su hermana Kim, en medio del brote de Kanye West

El que parecía el proyecto más importante para el clan Kardashian, después de que Kanye anunciara su pretensión de convertirse en el próximo presidente de Estados Unidos, se ha convertido en la peor pesadilla para la familia. La carrera del rapero y predicador hacia la Casa Blanca sacaba a la luz el peligroso revés de salud que lleva atravesando desde hacía varios años y que era desconocido para muchos. El trastorno bipolar con el que convive la estrella, y que había conseguido controlar en los últimos años, brotaba de un modo inesperado coincidiendo con la presentación de su candidatura.

Su primer discurso de campaña, lleno de incoherencias, y en el que Kanye reveló secretos sobre su familia, encendía la mecha y Kim Kardashian rogaba a su esposo que se pusiera en manos de especialistas. Una petición que, lejos de caer bien en el cantante, servía como revulsivo para que West denunciara públicamente que su esposa quería encerrarlo. Estas declaraciones se convertían en la antesala de una crisis matrimonial que, como no podía ser de otro modo, está siendo conocida mundialmente capítulo a capítulo y en la que ya se habla de separación y divorcio.

Pero, ¿dónde están los cuatro hijos del popular matrimonio? Según ha informado el portal Page Six en exclusiva, North, Chicago, Saint y Psalm no estarían cercan de ninguno de sus progenitores en estos primeros días de tormenta. Mientras que Kanye permanece encerrado en el bunker de su rancho en Wyoming y Kim se reúne con su gabinete de abogados para decidir cómo proceder en medio de la crisis, los pequeños de la casa se encuentran a salvo de todos los rumores disfrutando de un divertido viaje con una de sus tías.

Según se informa en este medio, Kourtney Kardashian se ha llevado a los hijos de su hermana (al menos los dos mayores) a la isla de Balboa. Un lugar paradisíaco del que la creadora de Poosh guarda muy buenos recuerdos, como aseguraba en una de sus últimas publicaciones en redes sociales: “No he vuelto aquí desde que era una niña y no ha cambiado nada”.

La empresaria beauty compartía algunas instantáneas de North y Saint en sus historias efímeras, gracias a las cuales hemos podido saber que también sus hijos, Penélope y Reign, se encuentran disfrutando de este viaje junto a sus primos. Durante su visita al paraje, la familia visitó varios lugares del entorno. Entre ellos, una tienda de golosinas y el bar Frozen Banana, un restaurante típico del lugar, creado especialmente para familias con niños.

Share This