5 agosto, 2020

El periodismo es un sacerdocio inviolable; cuando la noticia es el pilar de la información

"Entender que los periodistas no somos figuras o punto de atracción porque ese destello es inherente a la información, materia prima de la noticia", Adalgisa Corcino, periodista.

«Infórmele a un pueblo los hechos y el país estará a salvo».

Abraham Lincoln, expresidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

Fuente Externa: Woodley Valdéz, el Caribe. Periodistas del área de Política dando cobertura a la agenda diaria asignada en redacción.

En una libreta, acompañada de su pluma, nuestras vidas. En un grabador de voz tantas decisiones, miedos, verdades e historias. En una cámara fotográfica o filmográfica miles de sueños, esperanzas, frustraciones, gente que viene y que va a denunciar, a exigir, a invitar, a sufrir, a no callar. Ahí, debemos evitar la manipulación de masas por medio de nuestro poder y privilegio de llegar donde la colectividad no alcanza.

Millones de cicatrices profundas, álgidas, agrias. El periodista consagrado al off the récord o micrófono cerrado o confidencialidades de fuentes extraoficiales. Emula al sacerdocio por medio de un juramento inviolable. Con esto, vidas hechas añicos. Niños sin consuelo, padres de voces roncas, miradas distraídas y apesadumbrados. Madres solas, en compañía de sus pesares con cacerolas, a punto de alumbrar y con calderos en manos exigiendo agua, alimentos educación, cultura y oportunidades para su prole, claro, sin abolengo pero con sueños.

Justo ahí, llega un equipo acusioso y comprometido a esa comunidad, barrio, sector o lugar a recabar esos datos, detalles y referentes para elaborar una información completa y fidedigna, sin surcirla, trastocarla, sin recovecos, sin mañas. El reportero o periodista, el fotógrafo y el camarógrafo en sinergia con el insustituible chófer hemos de llegar a los más recónditos sentires, almas y voces mudas que nos llaman para que repliquemos sus necesidades, temores y que informemos sus logros, conquistas, luchas y progresos.

Muchas veces, siendo de día nos parece que ha oscurecido con la plena luz que irradian los ranchitos destruidos, casi sin techo, sin baño y por cada rendija sopla el viento inclemente, todos con muchísimo frío. El periodista es un instrumento o recurso humano capaz de desempeñar el rol para el cual fue contratado y se formó. El periodista ni sus acompañantes son protagonistas o figuras en la noticia, el reportaje u otro género propio del periodismo.

Fuente: DNPT. Cómplices, peridistas dominicanos comprometidos con la promoción y difusión del turismo interno apoyados por MITUR, DNPT, Milka Hernández.

Entendamos que, somos una catapulta o un trampolín que impulsa al aire las reivindicaciones y anhelos de un pueblo, de un grupo sin importar que sea minúsculo; porque mayúscula es su preocupación, su clamor. Muchos colegas si no figuran en un insert o stand up (despedida) se amilanan y niegan reproducir el hecho noticioso que los llevó hasta allí: egos.

A diario nos enfrentamos con nuestro sudor, aliento, incertidumbres y cuestionamientos a los ataques bélicos, a los actos de lesa humanidad, a la competición por el dominio sociopolítico, económico, antropológico y cultural y con esto, a los desafíos que implican las contiendas electorales, el proselitismo y día del esperado sufragio.

Empero, estamos compelidos a informar, transmitir, educar, orientar, denunciar, entretener… como sucedieron los acontecimientos. Entender que los periodistas no somos figuras o punto de atracción porque ese destello es inherente a la información, materia prima de la noticia.

En ese sentido, los medios de comunicación son los responsables y creados para la transmisión radial o televisiva, servir de canal o plataforma de difusión para cada uno de los esfuerzos logrados en la cobertura periodística que no se escapa a la egolatría, narcisismo, petulancia y desconsideración de algunos representantes de fuentes, de instituciones.

Periodistas detrás de la información en la Junta Central Electoral (JCE), antesala a Primarias Simultáneas del pasado 15 de octubre 2019.

Y en fin, de personas que no recuerdan los valores o no poseen conocimientos de la escala axiológica y quieren doblar a pulso de pesos (DOP) o en dólares ($USD) y a regañadientes el código ético y deontológico del periodista. En el periodista está dejarse torcer, tullir, malversar y envilecer su ejercicio profesional y humanístico.

Ese mismo recolector de datos que no posee una vida onerosa ni devenga un elevadísimo salario y que cada quincena y último, se reinventa para seguir en escena y con la misma emoción. Sin obviar, que si de cultura, economía, turismo e historia hay que impulsar, el periodista amante del turismo blanco: alternativo, comunitario, religioso y humanístico se enrolará con el corazón, la pasión y el ahínco necesario para promover destinos internos de su terruño, de su nación e identidad étnica y racial.

Fuente: AC. Los Cómplices disfrutaron de la Ruta Cultural de Murales Urbanos en Santiago como parte de su promoción histórica y turística.

Los periodistas de turismo que conforman ‘Cómplices’ apasionados por la dominicanidad y el Turismo Comunitario Sostenible con MITUR desde la Dirección Nacional de Promoción Turística (DNPT). Además, de cultivar los valores de la solidaridad, la amistad, la valentía, la responsabilidad y el compañerismo para en cada nuevo viaje extraer la enjundia más valiosa y provechosa de las riquezas humanas, culturales, sociales y ecoturísticas que lanzan a lares internacionales nuestra Quisqueya, La Bella.

En fin, el periodista de turismo es tan ducho y fino en su devenir profesional que hasta el turismo negro con guantes de seda, sabrá aprovechar. Sin lastimar legados, familias, sin aprovecharse.

Compelidos por la vocación y por el patriotismo, cada periodista lleva y entrega su mejor atuendo: su estilo en cada historia, testimonio, sentimiento, batalla o sacrificio social. El periodista informa hechos, no se vincula, no se atañe, no manipula, ni altera. Mantiene objetividad, oportunidad o actualidad, verosimilitud, ética y compromiso vocacional con las masas, en especial con los carenciados, los vulnerables.

Los periodistas estamos para recordarte que en tiempos de la COVID-19, debes quedarte en casa, por tu país, por el mundo, por los tuyos y por todos. Te queremos volver a ver para seguirte informando, educando, orientando y entreteniendo.

Adalgisa Corcino, periodista y escritora.
Fuente: Kelvin Mota. Reporterismo televisivoo CDN 37, dando cobertura al decomiso de dos mil kilos por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), 2014.

Los periodistas estamos para elevar un tributo a las víctimas de Nagasaki e Hiroshima, las Torres Gemelas, los de la Explosión de Poliplas, la Segunda Guerra Mundial: el Holocausto Alemán con sede en Polonia y países bajos como Amsterdam, capital de Holanda y algunos de sus campos de concentración o -fábricas de la muerte- en Auschwitz-Birkenau o en Belsen-Bergen.

Algunos de estos hechos que marcaron para siempre el imaginario mundial, sellados con la sangre y el dolor de millones de seres humanos víctimas de la discriminación, explotación y de la misantropía ditactorial en aras de agenciarse el exterminio humano sin precedente alguno, conocido como la «solución final».

#PorAquíPasóCorcino #QuédateEnCasa #TeQuieroVolverAVer

Día Nacional del Periodista, 05 de abril surge el primer periódico de circulación nacional en 1821 titulado El Telégrafo Constitucional fundado por Antonio María Pineda. #Historia #Periodismo #Cultura

Share This