5 agosto, 2020

Denuncian a excanciller brasileño por lavar sobornos de Odebrecht

La Fiscalía brasileña denunció al excanciller y actual senador José Serra, y a su hija, por el presunto blanqueo trasnacional de capitales, entre 2006 y 2014, de sobornos pagados por Odebrecht.

La querella fue presentada por los fiscales de la operación Lava Jato, que investigan desde 2014 los millonarios desvíos destapados en la petrolera estatal Petrobras y en los que estuvieron implicadas las principales constructoras del país, entre ellas Odebrecht.

El nombre de Serra, quien fue canciller entre 2016 y 2017 durante el Gobierno de Michel Temer (2016-2018), ya estuvo relacionado años atrás con el escándalo de Petrobras, cuando la Lava Jato estaba en su máximo apogeo en Brasil.

Agentes de la Policía Federal desplegaron también este viernes un operativo para realizar registros en direcciones de Sao Paulo y Río de Janeiro vinculadas al senador del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

La Justicia también determinó el bloqueo de unos 40 millones de reales (unos 7,5 millones de dólares) en una cuenta bancaria en Suiza.

Según la denuncia, Serra y Verónica Allende Serra, su hija, «ocultaron y disimularon» entre 2006 y «al menos 2014, por medio de «numerosas operaciones bancarias», valores «que se sabía que provenían de crímenes» relacionados con la corrupción.

A lo largo de la década del 2000, Serra ejerció cargos políticos de relevancia como presidente del PSDB, alcalde de Sao Paulo (2005-2006) y también gobernador del estado paulista (2007-2010).

Las sospechas

Las autoridades sospechan que «durante casi todo ese período» mantuvo una «relación espuria» con Odebrecht, de la que recibió «sustanciales recursos indebidos» a cambio de beneficiar a la empresa con la adjudicación de contratos públicos de infraestructura.

«Millones de reales fueron pagados por la compañía por medio de una sofisticada red de ‘offshores’ en el extranjero para que el real beneficiario de los valores no fuera detectado por los órganos de control», indicó el Ministerio Público Federal en una nota.

En este sentido, la Lava Jato encontró indicios de que en ese periodo Serra y su hija, con ayuda de un intermediario, «constituyeron empresas en el exterior, ocultando sus nombres y a través de las cuales recibieron los pagos» de Odebrecht.

«Realizaron numerosas transferencias para disimular el origen de los valores y los mantuvieron en una cuenta ‘offshore’ controlada, de manera oculta», por su hija «hasta finales de 2014, cuando fueron transferidos para otra cuenta de titularidad oculta en Suiza», añadió.

Share This