En 1986 En cabo Cañaveral estado de Florida, el transbordador espacial Challenger explota poco después de su despegue y mueren sus siete astronautas.