En 1961 la Unión Soviética lanza la sonda Sputnik 7 hacia Venus. La misión fracasará por un fallo en el cohete que debía propulsarla fuera de la órbita terrestre.