9 agosto, 2020

Transporte público comienza a circular bajo protocolo del Ministerio de Salud Pública

Las unidades de transporte de pasajeros interurbano de Conatra no ofrecieron su servicio durante el primer día

Luego de que el ministro de la Presidencia y presidente de la Comisión de Alto Nivel de Prevención y Control del Coronavirus, Gustavo Montalvo, informó que los autobuses y minibuses del transporte interurbano iban iniciar sus operaciones a partir de este miércoles, este medio de transporte retomó sus rutas habituales en el Gran Santo Domingo.

En el primer día de circulación de los autobuses y minibuses del transporte interurbano del Gran Santo Domingo, correspondiente a la segunda fase del plan de reapertura de la economía, los transportistas acataron las medidas implementadas por el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), entidad rectora del transporte público.

Durante un recorrido realizado por un equipo de elCaribe, se pudo confirmar que con una circulación de pasajeros tímida, el personal de varias terminales de autobuses y minibuses llevaba el protocolo que deben seguir a fin de evitar el contagio y propagación del coronavirus.

Intrant aplica medidas

La directora del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), Claudia Franchesca De los Santos, dijo ayer que se reunió previamente con los empresarios del transporte para coordinar el protocolo que deben seguir las unidades del transporte público interurbano tras la reapertura de su circulación.

“Los autobuses están operando con un 60 por ciento de su capacidad. El uso obligatorio de mascarillas, desinfección de las manos y el distanciamiento adecuado en las filas que se hacen en todas las terminales, entre otras, son básicamente las medidas que hemos tomado”, indicó la funcionaria.

Desde que reinició la circulación de las guaguas, el Intrant informó que los autobuses de 51 pasajeros transportarán un máximo de 32 personas, incluido el chofer. Los minibuses de 30 pasajeros deben llevar un máximo de 18 pasajeros, incluido también el conductor. Y los microbuses de 15 pasajeros transportarán un máximo de nueve personas, incluido también el chofer.

Según el Intrant, en las terminales de transporte debe haber gel desinfectante y jabón en los baños para el lavado de las manos de pasajeros, choferes y personal que labora en el lugar. Deben instalar en las áreas de ingreso dispensadores de alcohol (70 %) en gel para las manos.

“Les desinfectamos las manos a los pasajeros a la hora de abordar el vehículo, además de exigirle el uso obligatorio de las mascarillas, si el pasajero no tiene nosotros tenemos en existencia para suministrarla. Aparte de que solamente estamos operando con una capacidad de 60 por ciento como estableció el Intrant”, dijo Freddy Rosario, empleado de la terminal de Boca Chica.

La directora Claudia Franchesca De los Santos afirmó que los inspectores del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), desde las 6:00 de la mañana de ayer miércoles se mantenían supervisando las terminales de autobuses para hacer cumplir las medidas implementadas para evitar la propagación del virus.

“Desde antes de comenzar a circular las guaguas ya había inspectores del Intrant esperándonos aquí. Hoy ha estado sumamente lento el circulación de pasajeros, los autobuses están saliendo con cuatro y cinco gente”, expresó el chofer Rafael Sánchez, de la ruta Asotras.

Conatra y Unatrafin no ofrecen servicios

Mientras que la Confederación Nacional de Organizaciones del Transporte (Conatra) informó que sus unidades de transporte de pasajeros urbano e interurbano no ofrecieron ayer su servicio.

Antonio Marte, presidente de Conatra, dijo que al salir a las calles se generarían más pérdidas, puesto que al limitarse la cantidad de pasajeros se estaría dejando de percibir, por ejemplo, 2,952 pesos, en el caso de una ruta de pasajeros que va de Puerto Plata a Santiago, en una sola vuelta.

De igual forma, la Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin) dijo que se acoge al llamado de Conatra, por lo que tampoco ofreció el servicio.

Juegos de azar y culto religioso

Los negocios de venta de loterías, bancas y juegos de azar con excepción de los casinos, comenzaron a operar formalmente desde ayer.

Esto como parte de la segunda fase de la reincorporación comercial a la que se integra la República Dominicana por la crisis generada a raíz de la pandemia de la COVID-19.

La segunda fase que empezó este tres de junio y termina el cuatro de Julio, en ella las microempresas incorporan su personal en un 100 por ciento; las pequeñas un 75 y las medianas y grandes hicieron uso de un 50 por ciento de sus plantillas.

Otros establecimientos que se incorporaron son los comercios en centros comerciales, y los cultos religiosos, pero solo los domingos.

La reapertura por fase o la desescalada, como la ha llamado el Gobierno, se produce luego de dos meses del cierre casi total de las operaciones en el país por la pandemia del coronavirus que hasta la fecha se ha cobrado la vida de 516 personas y 18,040 infectados, según el más reciente informe..

Share This