9 julio, 2020

Siete muertos en ataque a la Bolsa de Karachi, símbolo económico de Pakistán

La Bolsa de Karachi, el centro simbólico de la economía de Pakistán, sufrió este lunes un ataque insurgente con granadas y disparos en el que murieron al menos siete personas, entre ellas un policía y dos guardas de seguridad, en un asalto reivindicado por un grupo independentista local.

Poco después de la apertura de la bolsa, a las 10:02 de la mañana (05:02 GMT), cuatro atacantes bajaron de un coche y lanzaron granadas contra la entrada del complejo, tras lo cual comenzaron a disparar, en un intento por acceder al edificio.

La Policía y los guardias de seguridad respondieron a esa acción y en pocos minutos efectivos del cuerpo policial Rangers acudieron al lugar.

El ataque ‘empezó a las 10:02 y acabó a las 10:10’, dijo en una rueda de prensa el general mayor, Umar Bukhari, al mando de los Rangers en la provincia de Sindh, de la que Karachi es la capital.

Bukhari explicó que dos insurgentes fueron abatidos en la primera entrada del complejo de la Bolsa, zona de alta seguridad que acoge además a varios bancos y oficinas, y otros dos consiguieron pasar el primer control pero fueron abatidos poco después.

‘La intención era entrar en el edificio para no solo matar a gente sino para tomar también rehenes’, afirmó Bukhari.

Los atacantes portaban fusiles AK47, granadas y alimentos, ‘lo que muestra que querían permanecer allí mucho tiempo’, según el militar.

Un portavoz policial de la urbe, Rizwan Patel, indicó a Efe que un policía y dos guardias de seguridad murieron en el ataque, en el que se produjeron otros siete heridos.

El presidente de la bolsa, Sulaiman S. Mehdi, en declaraciones al diario Dawn afirmó que la cotización no se detuvo durante los hechos ‘ni un minuto’.Grupo independentista local

La acción fue reivindicada por el Ejército de Liberación Baluchi (BLA), uno de los grupos armados que buscan la independencia de esa provincia del sur del país, una de las más violentas de Pakistán con la presencia de grupos armados separatistas, facciones talibanas y grupos yihadistas.

‘Una brigada del Ejército de Liberación Baluchi ha cometido hoy un ataque en la bolsa de Karachi. Nuestros luchadores están dentro del edificio y han tomado el control de la zona’, afirmó el grupo en Twitter.

Bukhari confirmó la reivindicación del BLA y apuntó a una mano extranjera tras el acto.

‘El ataque no se podría haber llevado a cabo sin la ayuda de una agencia de inteligencia extranjera y el número uno en la lista es RAW (agencia de inteligencia india)’, dijo el militar.

Ese mismo grupo reivindicó el asalto contra el consulado de China en Karachi en 2018, que acabó con siete muertos y el año pasado atacaron un hotel de lujo en Gwadar, centro de un enorme proyecto de infraestructuras financiado por China.

Murad Ali, jefe de Gobierno de la provincia de Sindh, calificó el suceso de ‘ataque contra la seguridad y la economía nacional’, dado que Karachi es la capital financiera del país.

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, también condenó el atentado, según la estatal radio Pakistán.

El terrorismo se ha reducido en el país asiático en los últimos años de forma considerable tras la puesta en marcha de una serie de operaciones militares en las zonas tribales en 2014, y los ataques de este tipo ocurren ya con poca frecuencia en suelo paquistaní.

Share This