27.8 C
Santo Domingo
martes, junio 18, 2024
spot_img

Locutores del 24 abril; la radio y televisión dominicana con la “democracia”. A los 55 años, todavía no son reconocidos como “Héroes Nacionales”

Santo Domingo.- Justo un día como hoy, estalló la revuelta del 24 de abril del 1965, los dominicanos se enfrentaron por segunda frente a la Ocupación Estadounidense desde (1965-1966) conocido como “Operación Power Back” con la llegada de los marines norteamericanos el domingo 28 de abril, dando paso a uno de los tramos históricos más traumáticos de la composición social dominicana. Norteamérica rubrica en casi todos los periodos humanos mundiales; y fue así como tuvo que apañarse tratando de asentar su imperialismo en la tierra del patricio Juan Pablo Duarte.

Más que una simple efeméride, el sábado 24 de abril de 1965, convocó a la fuerza nacional del pueblo dominicano compuesta por hombres y mujeres, jóvenes y adultos valientes y decididos que respondieron a un sentimiento natural de defender su terruño de la Intervención de las Fuerzas Armadas de Norteamérica. Y en esos inicios, donde la libertad y la voz popular se hacían urgentes en aras de las preservación de la soberanía y la nacionalidad, proclamando a todo pulmón el restablecimiento del Gobierno de Juan Bosch, quien fuera exiliado hacia Puerto Rico.

Fuente/Archivos/Freddy Rinado Antonio Beras Goico, locutor, productor de televisión y filántropo. Luchó con otros constitucionalistas y locutores en contra de los invasores norteamericanos del 24 de abril de 1965.

Los roles de la radio y la televisión
En ese intervalo de tiempo que se extendió hasta el mes de septiembre de ese mismo año, los constitucionalistas dominicanos realizaron contundentes pronunciamientos y llamados dirigidos hacia los ciudadanos comprometidos con la dominicanidad quienes recibían las orientaciones, anuncios e informaciones a través de la radiotelevisora Radio Santo Domingo Televisión (RSDTV), canal 4. En ese entonces, ubicada en el edificio de Radio Televisión Dominicana (RTVD).

Locutores del 24 de abril:Me informan que de la esquina Amado García Guerrero con la Concepción Bona, la Policía, los Cacos Blancos no están amedrentando al pueblo, lo están ametrallando, lo están ametrallando y nos informan que desde el puente están también ametrallando. Así que, esto tiene que decidirse definitivamente, la situación de la Policía”, retó Freddy Beras Goico, en plena revuelta.

Beras Goico fue detenido y enviado a La Victoria quien se había presentado frente a las cámaras de televisión exhortando al pueblo a lanzarse a las calles para apoyar la vuelta de la constitucionalidad. También fue apresada a la salida de la emisora, la locutora Christianne Gheury, de origen belga, quien por su condición de poliglota había trabajado en Radio Caribe y luego en Radio Santo Domingo Televisión.

Ambos locutores fueron acusados de traidores y rebeldes, siendo llevados a la cárcel. Durante el confinamiento los locutores fueron tratados como presos políticos y colocados en celdas solitarias. Meses después fueron puestos en libertad.

Fuente/Archivo/René del Risco, locutor, escritor y poeta. Laboró en la emisora H.I.1.J., en San Pedro de Macorís. Declamó versos y canciones en la radio. A sus siete años era maestro de ceremonias.

Los locutores que usaron sus voces y mostraron gallardía en el Movimiento Civico Militar del 24 de abril del 1965, fueron Freddy Rinaldo Beras Goigo, Pedro Pérez Vargas, Pedro Muñoz Batista, Luis Armando Asunción, Rene del Risco Bermúdez, Mario Báez Asunción, Luis Acosta Tejeda (cubano-americano), José Antonio Núñez Fernández, Jaime López Brache, Fernando Casado (El Magistrado), Rafael Moya Valdéz, Plinio Vargas Matos y Radhamés Grullón.

Igualmente, María Cristina Camilo, Amado Vásquez Ledesma (El Maco), Vicente Lora Quezada, Rafael Jiménez Maxwell (Rafelito), Manuel Antonio Rodríguez (Rodriguito), Darío Estévez, Julio A. Fabián Damirón (Don Poli), Gustavo Adolfo Tejeda, Héctor (Papi) Quezada Naar, Jesús Torres Tejeda, Janet Vicioso y Marth Jane Chasfield (norteamericana),

Se sumaron, Pablo Ross Pérez, Fabio Valenzuela Herrera (locutor) de profesión dentista; Christianne Gheury (Belga), Tomás Pujols Sanabia, Ercilio Veloz Burgos, Danilo, Luis Eduardo Lora Medrano (periodista) y Bill Bayle (piloto norteamericano).


Asimismo, los constitucionalistas ocuparon por la fuerza la emisora oficial Radio Santo Domingo Televisión, junto a un grupo de civiles armados y militares. Los locutores empleados de la emisora que llegaron primero hasta la cabina de radio fueron José Antonio Núñez Fernández, Pedro Muñoz Batista y Jaime López Brache, quienes hablaron por la radio exhortando al pueblo unirse al movimiento.


También, se presentaron a la radiotelevisora Rafael Corporán de los Santos y Tito Campusano. Quienes al escuchar la transmisión radial dirigieron sus pasos hacia la estación oficial.
Al llegar al lugar, Corporán se adelantó y penetró a la cabina de transmisión y en una breve alocución exhortó al pueblo a lanzarse a las calles para apoyar el movimiento.


Mientras los locutores se encontraban en la cabina de radio, se presentó el director de la planta televisora, señor Julio Félix Gimbernard, quien portaba un arma de fuego, aparentemente, con la intención de impedir que el personal de la empresa participara en la toma de la misma. Página 227, RDA.


Radiodifusoras con la revolución
A continuación, Rubén Darío Aponte, en su publicación del 2011, ‘La Historia de la Locución Dominicana’ en su página 233, presentó una lista de radioestaciones que apoyaron el Gobierno de Reconstrucción Nacional entre las que resaltaron Radio San Isidro, Radio Santo Domingo Televisión, La Voz de la Zona de Seguridad y la Voz de los Estados Unidos de América.

En las referidas radioemisoras laboraron el director de Radio San Isidro, Máximo Fiallo Ceara; Fucy Taveras, en Radio San Isidro; Carlos González, Radio San Isidro; Danilo Taveras, Radio San Isidro; Milagros Maura, Radio San Isidro; Gloria Nolasco, Radio Santo Domingo Televisión (RSDTV); Héctor Darío Freites Caminero, Radio San Isidro; Federico Schiller, La Voz de la Zona de Seguridad (VOA), Tiberio Castellanos, Federico Astwood y Alcy Figueroa en la VOA.


Tomando en consideración el sacrificio y los esfuerzos de esos locutores tras involucrarse en el acontecimiento revolucionario decisorio de la soberanía nacional, ninguno ha sido proclamado ‘Héroe Nacional’, ni fueron reconocidos por sacrificarse a favor de la libertad del pueblo dominicano.

Pero, el pueblo siempre ha sabido reconocer el sacrificio de los profesionales del micrófono, y en su indicado momento los colocará en el sitial que les corresponde en la historia nacional dominicana.

Fuente/Archivo/José Francisco Peña Gómez, orador, locutor y emblemático político del siglo XX de la Historia Dominicana. Participó en la gesta del 24 de abril 1965.

Radio Comercial el 24 de abril
Con la revuelta del sábado 24 de abril de 1965, y sus dos campamentos: “27 de Febrero” y “16 de Agosto” el estallido revolucionario tuvo el amparo de más de un medio de comunicación donde la radio con su inmediatez, color y voces se unió al respeto por los Derechos Humanos y a la complicidad de exrepatriar a los forasteros del Norte.

Los datos fueron suministrados en ese momento por el locutor, político, dirigente y joven abogado, José Francisco Peña Gómez; a través del programa “Tribuna Democrática” transmitido por Radio Comercial, en frecuencia de Amplitud Modulada en el dial que marcaba 1010AM, desde Santo Domingo con los géneros informativos, salsa y tropical.

Peña; como vocero radial frente al movimiento cívico militar en un discurso apasionado y con vehemencia, características inherentes a su espíritu revolucionario llamó al pueblo dominicano a apoyar esa insurrección reclamando de vuelta la constitucionalidad interrumpida el 25 de septiembre de 1963 por el Golpe de Estado propinado al Profesor y, en esa época, además presidente de la República, Juan Bosch.

Ronald Read Cabral, un país depauperado
Un Gobierno instaurado desde (1963-1965) donde destacó Donad Read Cabral, como su presidente y quien tomó medidas que afectaron a los ciudadanos incluyendo a los mismos militares. De inmediato la nación se enfrentó al “Triunvirato” un movimiento militar que tuvo por objetivo apartar del liderazgo a los enemigos: la clase obrera y a los grupos que se apartaban a sus principales intereses.

Los triunviros fueron Emilio de los Santos, Manuel Tavares Espaillat y Ramón Tapia Espinal. Todos eran miembros de la Burguesía Nacional y del grupo cívico desplazado del poder por las elecciones del 1962. Mientras tanto, Bosch fue deportado junto a decenas de dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD).

Con este Gobierno hubo lucha, hambre, miseria económica, corrupción, muerte endeudamiento y descontento de la población dominicana, en síntesis, un Estado depauperado, calamitoso y debilitado, en total crisis.

En ese ínterin, los militares tomaron el control de Radio Televisión Dominicana, RTVD y llamaron a sus compañeros de armas de San Isidro y de otros campamentos del Distrito Nacional, así como del interior del país a que se unieran al pueblo y respaldaran el movimiento constitucional.

Militares de todos los rangos, desde oficiales superiores hasta cabos, hablaban por los micrófonos llamando a la solidaridad; civiles que hacían llamados a sus familiares y profesionales llamando a sus colegas a incorporarse a la lucha.

Fuente/Archivo/Los constitucionalistas evitaron que las tropas que venían de San Isidro atravesaran la ciudad. Los dominicanos se volcaron hacia el puente Duarte.

Los invasores bombardean RTVD
La emisora se convirtió en el vehículo para orientar a toda la ciudadanía sobre el avance de los acontecimientos. El pueblo se despertó al toque de las sirenas de los bomberos y las emisoras de radios que llamaban a recibir a estos nuevos rebeldes.

En la tardecita tropas leales al gobierno retoman a RTVD y en la noche habló al pueblo dominicano, Donald Reid Cabral, informando que la revuelta estaba controlada y nombró a Wesin y Wesin como Secretario de las FF.AA. Se estableció el toque de queda. En la madrugada del 24 al 25, cerca de las 2:00 de la mañana las tropas de Intendencia, el Polvorín y Transportación se unieron a los rebeldes, entrando a la ciudad casi sin resistencia.

Al día siguiente, domingo 25 de abril del 1965, aproximadamente, a las 2:00 de la tarde RSTVD, fue bombardeada los aviones P-51 y AT6, obligando a suspender sus transmisiones, reestableciéndolas cuatro días después. Igualmente, que los barcos de la Marina de Guerra comenzaron a bombardear, a lanzar cohetes y ametrallar el Palacio Nacional.

Ante esto, los locutores decidieron continuar las transmisiones radiales desde la casa del periodista, Eduardo Lora Medrano; ubicada en la número 41, de la avenida San Martín, donde ocuparon una estrecha habitación en la parte trasera de la vivienda y tiraron un cable hasta un pequeño, en la misma frecuencia de la radioemisora oficial, reiniciando las arengas para reanimar al pueblo en armas. La residencia de Medrano se localizaba detrás de la planta televisora, haciéndoles difíciles a las tropas norteamericanas la ubicación de la emisora de los rebeldes.

Por dos días Ercilio Veloz Burgos, Luis Acosta Tejeda, Plinio Vargas Matos, Fernando Casado, Rafael Moya Valdéz y Fabio Valenzuela, entre otros, que se dieron citas frente al micrófono en ese momento histórico, para resistir por medio de la ‘palabra hablada’ los embates de la Aviación Militar Dominicana.

Fuente/ElPeriódico.com.do/Nelson Caba, locutor del 24 de abril de 1965, junto a Fernando Casado, Luis Medrano y las demás voces constitucionalistas.

Espejos en las azoteas
Las emisoras les pedían a la población que pusiera espejos en las azoteas y con esa estrategia los reflejos fueran dirigidos hacia los aviones a manera de entorpecer a los pilotos y dificultar la puntería. El ataque se prolongó hasta el lunes 26, sufriendo la misma suerte los campamentos “16 de Agosto y “27 de Febrero”, que estaban repletos de armamentos pesados.

Consignas:

“A todas las personas residentes en la Ciudad de Santo Domingo, sobre todo, en el centro de la ciudad, la consigna es: colocar espejos en las azoteas y con esos espejos de acuerdo a informaciones que tenemos de pilotos no pueden volar por los reflejos. Espejos en todas las azoteas de Santo Domingo, inmediatamente”.

Audio de un combatiente y locutor anónimo.

Las figuras sobresalientes que regentearon los contenidos informativos con la transmisión de cada episodio de la sublevación para orientar a la población civil a través de charlas, escritas y coordinadas por el director de prensa, Franklin Domínguez, dramaturgo y actor dominicano; acompañado de Iván García, actor, guionista y libretistas quien se encargó de la producción del canal. Además, de la participación de figuras vinculadas a la cultura.

“El 24 de abril de 1965, yo trabaja en Radio Televisión Dominicana como productor de programas hacia guiones y libretos para televisión, pero, al ser sábado estaba descansando en mi casa y cuando vi a Freddy Beras con balas anunciando que habían hecho un contragolpe de Estado; yo inmediatamente, me fui para RTVD a cumplir con lo que tenía que hacer”, recordó García, en una entrevista especial por conmemorarse la ‘Revolución de Abril’.

La radio constitucionalista transmitía 18 horas al día ininterrumpidamente, iniciando las transmisiones de sus noticiarios a las seis de la mañana, la programación finalizaba a las 12:00 de la noche. El equipo informativo contaba con destacados locutores y una voz editorialista.

Otros locutores y artistas populares que participaron activamente en la contienda bélica, haciéndolo con fusil en manos, enfrentando a los invasores desde los comandos instalados en diferentes puntos de la Zona Constitucionalista.

Más consignas:
“La victoria es nuestra pueblo dominicano, todos a la calle. La victoria es nuestra. Todos a la calle por el retorno de Juan Bosch”.

Audio de un combatiente.
Fuente/Historia/Juan Pérez Terrero, fotógrafo dominicano ganador de un premio Pulitzer de periodismo por capturar dos momentos históricos de la invasión de 1965.

Radio Televisión Dominicana en la Revolución de Abril 1965
Cuatro años después del ajusticiamiento del tirano Trujillo Molina, el país anhelaba respirar libertad y que su voz: la “democracia”, los hiciera libres. La televisión fue introducida a la cultura dominicana por medio del sátrapa, al igual que, la radio por su hermano Petán con ‘La Voz del Yuna’ en 1943, instalada en Bonao, provincia Monseñor Nouel; donde alcanzó un alto impacto en una población que siempre gustó del entretenimiento y que ha amado sempiternamente, la alegría.

Entre los roles sociales como medio de comunicación Radio Televisión Dominicana (RTVD), sirvió de plataforma para la lucha y revolución del pueblo dominicano. La planta televisora fue más de una oportunidad sede de los protagonistas, antecedentes, devenires y consecuencias en tantas situaciones y contextos de la historia dominicana.

Read Cabral quiso silenciar Radio Santo Domingo (RTVD)
En esa época Radio Santo Domingo Televisión, el 24 de abril de 1965, tras la tercera Intervención Norteamericana fue escenario de fuertes enfrentamientos entre oficiales leales al Triunvirato y el Movimiento Militar Constitucionalista.

Y en ese tenor, el presidente del Triunvirato, Ronald Read Cabral; silenció por la fuerza a la radiotelevisora, luego de emitir proclamas en las que animaba al pueblo a defender la democracia y tomar las armas.

Para tales fines, la voz de los locutores se vio truncada cuando Read Cabral ordenó apresar a los profesionales del micrófono y enviándolos hacia el Palacio Nacional de la Policía, censura que no se extendió por mucho tiempo.

Luego, esa misma tarde, la recuperación de la democracia por medio de la radiodifusión fue capitaneada por el Capitán Héctor Lachapell, quien estuvo al frente de los militares constitucionalista, mientras que, el pueblo dominicano se levantó en armas y con aguerridos enfrentamientos hacia los invasores yankee.

“Si grande es nuestro enemigo, mayor es nuestro arrojo y decisión de salvar la patria», Coronel Juan María Lora Fernández.

Coronel José María Lora Hernández
De su lado, el Coronel José María Lora Hernández, cuando se libraba la lucha del 24 de abril de 1965, congratulo que: “Con honor los saludo este día glorioso en que la patria pequeña se agiganta al enfrentar a sus hombres nacionalistas y demócratas a la fuerza bruta del invasor extranjero y de la actitud negativa de sus eternos enemigos”. Su testimonio se registra en audios colgados en entrevistas en Youtube.

Pero, Lora Hernández, agregó que: “Si grande es nuestro enemigo, mayor es nuestro arrojo y decisión de salvar la patria y devolverle limpio de manchas y bochornos la dignidad de su bandera y la pureza”.

Primero éramos 53 y, más tarde, 83 los comunistas
La Voz de las Américas, órgano radial del Departamento de Estado Norteamericano, comienza a pasar la lista de los comunistas dominicanos que están controlando y dirigiendo la revolución constitucionalista. La lista registró 53, más tarde se elevó a 83 comunistas y para combatir a esos últimos, desembarcaron la octogésima División Aerotransportadas con 42,000 marines.

Dispusieron de 506 soldados per cápita, y no solamente, desembarcaron esa cantidad de marines, sino que según el oficial encargado de la estación de la CIA en esos momentos en República Dominicana, David Atlee Phillips; en su libro “The Night Watch” escribió que tenía asignado 83 agentes. ¡Uno por cada comunista!

Fuente/Archivos/Marcia Matos, locutora de Guarachita 1964.

El locutor
Según la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía (C.N/E.P.R), se considera como locutor: “A toda persona que haga uso en forma no ocasional del micrófono desde una estación radiodifusora, sistema de amplificación, y otros, que transmita anuncios, informaciones, indicaciones y comentarios de los programas que se realicen.

Loor a los locutores del 24 de abril de 1965. Voces de la «Democracia» y la «Libertad».

Agradecimientos:
Referencias/Consultas:

https://www.barrigaverde.net/?q=node/61955
1.- Grimaldi, Víctor. Golpe y Revolución. Editora Corripio. 2da. Edición. Mayo 2000.
2.- Soto, Delta. Vivencias de una revolucionaria. Editora Universitaria. UASD. 2004. S
3.- Isa Conde, Narciso. Revelaciones. Editora Impresora Soto Castillo. 2016.
4.- Fernández, Arlette. Coronel Rafael Fernández Domínguez. Segunda edición. Editora Taína. 2005

Artículos Relacionados

últimas