4 julio, 2020

La Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía; Reglamento 824: “estancado y silente”, frente a redes sociales

La Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía es la instiitución encargada de fiscalizar, regular, censurar y penalizar los contenidos radiofónicos y audiovisuales que se difunden en los medios de comunicación dominicanos y, de velar por el cumplimiento del Reglamento 824, que consagra la normativa jurídica. Los locutores también deberían ser filtrados en su diario profesional, al igual que, sus acciones públicas.

Un grupo de comunicadores, periodistas y cantantes urbanos analizaron la situación actual sobre las composiciones musicales que tienen letras de doble sentido, su censura y la prohibición de los contenidos audiovisuales de promoción, función que recae en la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía (C.N.E.P.R.), órgano regulador de la ética y moral por medio de la radiodifusión en el país y de los profesionales del micrófono.


Expertos, sociólogos, productores y realizadores, tanto, como una parte sensata del pueblo dominicano catalogaron a la CNEPR como una institución que se mantiene inerte, silente y estancada, sin obviar que, su Reglamento 824 data de cerca de 50 años, y que en tiempos de la presidencia de Zaida Ginebra Vda. Lovatón, las restricciones, los controles, la limitación y fiscalización de los materiales de corte mediáticos estuvieron a la orden al día.

“¡Con doña Zaida no se jugaba. Cuanta falta hace doña Zaida!”.

Exclamación del pueblo dominicano que conoció de la rectitud y control de doña Zaida.

Los participantes que conformaron la mesa de diálogo fueron la cantante urbana, La Materialista; Dkano, Faride Raful, Diana Lora, J.M. Hidalgo, José Peguero, Énfasis y Mariasela Álvarez, esta última quien moderó el conversatorio y convocó para analizar los horarios, lugares y tipos de espectáculos, la incidencia de estos en el imaginario popular y el impacto del consumo infantil y de los adolescentes de las líricas subidas de tonos que incitan al morbo, a la violencia y la explotación sexual de la mujer.


Los datos fueron suministrados por la productora y conductora de la revista de variedades “Esta Noche Mariasela”, quien persistió en la preservación de la inocencia de la niñez y deploró los movimientos candentes de las bailarinas en programas de televisión en horas inadecuadas porque invade el horario familiar y por las escenas de sexualidad. También, los videos clips de los artistas, principalmente, de los urbanos que hacen dembow, reguetón y rap.


Es una Comisión que debería ser revisada ya, porque data de los años 50. Sabemos que está bastante obsoleta.

Mariasela Álvarez, comunicadora y productora de «Esta Noche Mariasela»

«Siempre estamos velando por los medios de comunicación, trabajamos en los medios de comunicación y aunque no somos jueces ni parte de ninguna “Comisión” que se encargue de regular, lo que ocurre en los medios, una es parte de… y nos gusta que las cosas marchen bien”, alentó la comunicadora.


La exreina de Belleza enfatizó que: “En el Congreso hay que someter una ley para reformar esa disposición que data de los años 50. Es una entelequia. No por quienes la dirigen, si no en sí por como está”.

No tenemos una capacidad de monitoreo efectiva en los medios de comunicación en la República, y un “mea culpa”.

J.M. Hidalgo, presidente de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía.


De las prohibiciones de canciones ponderó que la Comisión generó muchas protestas por parte de los músicos urbanos, también periodistas y otras personas, “el lema prohibido-prohibir que se puso de moda en Francia es lo que muchos esgrimen, que si prohibimos algo, más se pega».

Postura de la Comisión
El presidente de la CNEPR, J.M. Hidalgo refirió sobre la eficacia y el resultado que produce la suspensión y prohibición de los temas picantes que: “Son los propietarios de las radiodifusoras quienes deben prohibir esos temas».


“En definitiva, la Comisión ha estado actuando, tardía y limitadamente, es así, es cierto, por una serie de circunstancias que se están dando dentro de la institución como la falta de recursos, medios y la cantidad de medios que no existían antes. Pero, la Comisión se mantiene trabajando”, manifestó el presidente de la CNEPR.


Actualmente, existe en el país cerca de 400 radioestaciones, más de 300 canales de televisión, enumeró el presidente.

“El alto contenido sexual, obsceno, la incitación a la muerte, suicidio y al uso de sustancias prohibidas están siendo utilizadas de manera desconsiderada en las composiciones de las canciones de hoy en día, además de la presentación sin consideración de imágenes que de manera directa envían los mensajes a través de sus videos, con movimientos que más que insinuantes son directos a las acciones”, expresó Hidalgo.

El destacado locutor especificó que ese quintil de la población que consume ese contenido musical no es productivo, son jóvenes sin poder adquisitivo. “Más que la CNEPR, son los dueños de emisoras, los programadores y los directores quienes deben decidir qué va a sonar y qué no va a sonar, le paguen o no lo paguen. Es el criterio del medio que dice, esto no lo voy a sonar”.


Internet, difusión y redes sociales
Fue cuestionado sobre el impacto de la “internet”, a lo que respondió, “eso es otra cosa.” Porque si bien es cierto, las canciones se pegan primero en internet y luego, pasan a los medios.
“El internet y las redes sociales no se controlan a través de la Comisión de Espectáculos Públicos y Radiofonía. Sí y no. ¡Y cuidado! Porque si hay videos que no se pueden descargar en un país o zona determinada, creo que llegaremos y estamos en eso. Que los temas por legalidad o legislación local estén prohibidos no puedan ser vistos”, detalló Hidalgo.


Criterios para la Comisión prohibir temas.

La naturaleza de los medios masivos, que, transmiten los contenidos que llegan a todo el público (niños, jóvenes, clase alta y clase media), “ese control, no es prohibición y mira que existe en partes del mundo. Tú no puedes patrocinar, promover o permitir que hablemos de narcotráfico, de denigrar a la mujer

Las expresiones en los medios de comunicación
Asimismo, sobre la desconfiguracion moral realizada por el locutor Álvaro Arvelo Hijo hacia Juan Pablo Duarte, con unos comentarios que amilanaron su imagen como el fundador de la Patria; Raful comentó que, “no se trata solo de desmitificar esos referentes morales que necesitamos tanto en estos tiempos para la nuevas generaciones, sino también las formas en que nos expresamos cuando estamos en los medios de comunicación.


La política agregó que: “Este es otro tema al que la Comisión le ha perdido el seguimiento que le daba anteriormente, y creo que, vale la pena que nosotros nos replanteemos que queremos de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos, si en realidad es necesaria y qué tipo de comunicadores queremos”.

En ese tenor, Faride ponderó el rol de la Comisión, al momento de las prohibiciones, “Sí entiendo que se pueden regular y poner limitaciones, pero, la palabra prohibición me suena muy fuerte. Hablamos de canciones que sean prohibidas de manera definitiva, pero, la gente comoquiera tiene acceso a ellas”.


“Estamos hablando de que ustedes, la “Comisión”, también tienen competencias para regular a los medios de comunicación donde vemos a estas personas bailar semidesnudas, haciéndoles close up a las 2:00 de la tarde en un programa familiar”, expresó. Fue cuando cuestionó dónde están los límites de la Comisión en los programas de Televisión.

Además, «tienen locutores que utilizan las palabras más soeces, insultan a las personas, les dicen de todo, prácticamente, lo mismo que dicen las canciones y son locutores que siguen hablando y conversando», se refirió la comunicadora respecto a las «prohibiciones».

«Para mí las prohibiciones son un exceso o una exageración porque también debemos de medir de dónde salen esas palabras, cuál es la realidad social y por qué se están consumiendo».

Faride Raful, comunicadora social del elenco de Esta Noche Mariasela. La Mesa del 19 de junio del 2018. Invitados: CNEPR, urbanos y periodistas.

Los temas morbosos
Son promovidos en gimnasios, peluquerías, barberías y lugares de dominio público. La mujer se enganchado a la ola de “doble sentido”, se va perdiendo el pudor. Esencialmente, estas canciones envuelven a los niños y jóvenes por lo contagioso del ritmo y las jocosidades de la vida diaria que son expuestas a la sociedad.

Casi en un 100% estos hits musicales del momento promueven la violencia de género, la vulgaridad, la promiscuidad y el impulso de la obtención de dinero fácil o de lucrarse con peculio del narcotráfico.

Además, incentiva a las rivalidades, “tiraeras” y duelos artísticos que se difunden por medio de las redes sociales, que no son medios masivos, pero si divulgan y propagan mensajes a la colectividad instantáneamente.

Temas como: La Bébe, “Me pide leche”, “Pásame la Hookah”, “Cuando te me suba arriba”, “La Chapa que vibra”, “Con don Miguelo, condón”, el caso de La Materialista, en insinuaciones morbosas relata una relación íntima en la grabación de “Nunca maniquí”.

Sin embargo, son autorías que calaron rápidamente, en el gusto popular y los DJ en las discotecas y bares no se hicieron esperar a colocarlas; por petición del público o por «motus propio», como una forma de enquistarla en la grilla radial urbana y garantizar la concurrencia a los sitios de fiestas.

Algunos compositores, arreglistas electrónicos y cantantes de música urbana “callejera” alegaron que las letras románticas y limpias no son rentables, y que ellos viven del negocio de la música. Sin importar el bloqueo de la difusión apostaron que sus cuentas personales de Youtube, Instagram, Facebook y Twitter son los canales ideales para mantenerse en contacto con sus seguidores y suministrarles del “del dulce” que les empalaga al consumirlas.

«Muéveme ese cu..» fue un tema del 2018, que pegó El Lápiz, al igual, No e’ná matalo!, un tema musicalizado con su base «rap» donde mantuvo el uso ilimitado y repetitivo del lenguaje vulgar con descripciones perversas que resultan perjuiciosas para los niños, jóvenes y adolescentes quienes consumen esos contenidos que son difundidos en colmadones y negocios próximo a los hogares de estrato social medio bajo o carenciados.

Más temas del 2018. También, se suman la canción de Khea ft. Bad Bunny, Duki y Cazu que se titula “Loca”; al Nene La Amenaza por “Balling”; a Flow Mafia por “La Joyería”, mientras bloquearon al boricua Bryant Myers por su canción: “Quiero hablarte”.

Siendo los artistas urbanos los principales censurados por el CNEPR, incluyendo esta vez, a también los intérpretes puertorriqueños del género trap. A pesar de la agresividad de sus letras se mantienen todo el año con una beneficiosa «zafra lirical» que es diseminada por internet… los videos musicales son los más esperados. Sus fiestas y espectáculos privados son toda una ovación a la desidia, la extralimitación y el descontrol lingüístico.

Artistas urbanos: “Vivimos del negocio»

La Materialista “Nunca Maniquí”
Yameyry Infante Honoret, mejor conocida como “La Materialista”, expresó que: “Me enteré de esto y decidí integrarme porque no me considero una víctima, sé que mi música tiene un poquito de morbo que siempre lo he trabajado de manera cuidada. Quizás en esta canción y lo admito tiene un poco más de picante porque hay una ola de cantantes urbanos que se han apoderado de la radio”.
“Sucede que si tengo una canción como “Corazón al revés” y de repente lo que la gente está consumiendo, es la otra, yo me quedo fuera del agua. Yo vivo de esto, me mantengo de esto. Lo que hago es que me pongo a la vanguardia y así no quiera con lo que está sonando”, admitió la urbana.
“Yo sí asumo mi responsabilidad y quiero pedir disculpas a la institución por las cosas que quizás no se deba decir, porque somos portavoces para la juventud y estamos supuestos a llevar el ejemplo con nuestra música”, manifestó. Dijo que nunca se ha declarado en rebeldía.

La intérprete de música urbana reconoció que en sus canciones “juega mucho con el doble sentido”, pero no es tan explícita como otros exponentes.

Entiende que los artistas, en especial los urbanos pueden hacer música con doble sentido, porque como según entiende eso se ve en todos los géneros, pero sin llegar a lo morboso porque se deben a un público joven que siguen su carrera y “eso se debe cuidar”.

No podemos dejar de hacer las cosas que funcionan, todo se puede hacer con precaución y medidas, sin excederse.

La Materialista, cantante urbana dominicana.

Lo que pasa es que se ha llegado a un punto donde todo el mundo quiere hacer la cosa mejor que el otro y estamos muy influenciados por los boricuas y como a los boricuas no lo sancionan aquí, pues algunos artistas copian”, expresó la cantante en la entrevista que concedió antes de que la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos prohibiera la difusión de “Nunca Maniquí”, por considerarlo “no apto y debido al alto contenido obsceno que exhibe, tanto en sus letras como el video”.

A juicio de la intérprete de temas como “¡Wau que rico!”, “Corazón la revés”, “Taka taka”, “Booty de goma”, “Cocoró”, “Yo no quiero boda”, entre otros, cada artista tiene su responsabilidad de cambiar el estilo de sus letras para apostar por una música que sea apta para todo público.

Artistas como La Insuperable y Don Miguelo expresaron molestias por medio de sus redes sociales donde aclararon que la prohibición de los temas no hará que merme la pegada ni bajarán los shows, al contrario, impulsa el consumo de lass canciones que como urbanos realizan para complacer a sus seguidores.

Indira «La Insuperable» reclamó el por qué no se les notificó el bloqueo de «Cuando te me suba arriba» y simplemente, lo sacaron de los medios. Afirmó que sus cuentas de redes sociales son muy activas y efectivas, y en ellas vierten el contenido de moda: doble sentido y provocación.

Dkano
Afirmó que, “lo malo es lo que se aplaude, lo que tiene más luz. “Los artistas tenemos que hacer un mayor esfuerzo”, expresó.

Énfasis
El urbano admitió que: Fui el primer cantante urbano que la Comisión le prohibió siete canciones. No me importa mucho la censura porque al final la gente decide que quiere o no escuchar. Pero, por qué quieren cortar por el tronco más débil, solo a los urbanos cuando hay otras cosas”. Admitió que al escuchar en una ocasión a su hija cantar uno de sus temas, decidió, rotundamente, limpiar y cambiarlas.

Las malas palabras… el acoso, denigrar a la mujer en la televisión son los elementos que en el diario vivir se imponen medio de la transmisión por televisión y la difusión por radio de mensajes, intenciones, emociones y diversas sensaciones que son plasmadas en la escala musical: Do Re Mi Fa So La Si.

Los efectos orgánicos de la música

La música es un sedante que traspasa todos los linderos y estados anímicos de los seres humanos. Se sufre un desamor con amor, se influye a la alegría, la esperanza, el dolor, el triunfo y tantos sustantivos y epítetos como vocablos y frases en el mundo. Es un juego de sentimientos y pensamientos… ese contenido vcerbal mueve fibras, sensibiliza o detona una reacción.

Expertos de la conducta humana han afirmado que la educación inicial de los niños y adolescentes, al igual que, el desarrollo cognitivo, experiencial y holístico de los jóvenes adultos y más maduros se dispone resguardar en la estimulación, la relajación y la repetición, tres pilares enrolados en la mécanica de la música.

Es más lúdico y entretenido aprender y razonar con ritmo, baile y diversión, que generar y quemar neuronas con lo tosco, aburrido y de poca atracción. Es por eso, que las canciones de los urbanos calan tgan hondo en la psiquis popular.

Los estudiantes memorizan al segundo un estribillo de cualquier canción, pero, quizás ignora que el Himno Nacional consta de 12 estrofas compuestas por cuartetos que sumados totalizan 48 versos. cargadas de ardid bélico, de orgullo e historia nacional.

Los que están dedicados a los medios de comunicación quienes a través de la televisión, redes sociales y periódicos han clamado para que se regule y fiscalicen los contenidos que se difunden en la radio y en la televisión, por el descontrol y la permisividad de estos tiempos donde las redes sociales, la internet y el móvil a manos, son una bomba de tiempo con detonante al por mayor.

Exámenes para aspirantes a locutores

Coordina y regentea las jornadas de exámenes para aspirantes a locutores en Santo Domingo y las regiones del país, con el fin de evaluar las cualidades orales y los conocimientos generales sobre cultura general (dominicana y universal); también, valorar las técnicas y dominios orales frente al micrófono por los aspirantes.


A su vez, autorizando o declinando la certificación y carné acorde con las calificaciones obtenidas próximo al mes de noviembre, cuando realizan las evaluaciones de oralidad.


Básicamente, por años el jurado ha sido compuesto por veteranos locutores dominicanos, consagrados en el arte de la palabra hablada entre los que ha figurado: María Cristina Camilo, Carlos Cepeda Suriel, Juan Novas Ramírez, Rubén Darío Aponte, Osvaldo Cepeda y Cepeda, Alberto Naim Barjam, Félix Victorino, Henchy Suero, Napoleón Beras Prats, entre otros.


Para tales fines, las principales academias, institutos y escuelas de Locución Nacional realizan talleres y seminarios a modo de clínicas con la intención de reforzar a los participantes días antes a examinarse.


Marco jurídico y social
La Comisión Nacional de Espectáculos Públicos (C.N.E.P.R.) es el órgano regulador de la ética y moral por medio de la radiodifusión en el país y de los profesionales del micrófono, dependiente de la Dirección General de Correos y Telecomunicaciones, y está integrada por cinco (5) miembros: Un Presidente, un Vicepresidente y tres (3) Vocales, asistidos por un Secretario sin voz ni voto.


Ley 6132, Ley de la Libre Expresión y Difusión del Pensamiento

Contempla que: “Que si bien el acápite 7 del artículo 8 de la Constitución consagra “el derecho de expresar el pensamiento sin sujeción a censura previa”. Trata tópicos como la difamación e injuria, las obligaciones del periodistas, entre otras.


Su propósito
Mediante el decreto No. 301-05 fue creada la, como un interés del Estado dominicano de “modernizar y eficientizar sus instituciones”, haciéndose necesaria la actualización y la adecuación del Reglamento No. 824, de fecha 25 de marzo del 1971, de la Ley No. 1951, de fecha 7 de marzo del 1949, para regular los contenidos transmitidos por ondas para radio y televisión.

El Reglamento 824 (data de 50 años de estancamiento)
Por medio del reglamento 824 que rige su funcionamiento, establece que el propósito de la C.N.E.P.R como organismo rector es evitar que en la República Dominicana se realicen espectáculos públicos y emisiones radiofónicas que ofendan la moral, las buenas costumbres, las relaciones con países amigos y, en general que, puedan ser perjudiciales a los principios y normas del pueblo dominicano, en fin, la paz pública.

La sociedad dominicana espera que se pueda modificar o abolir el vetusto Reglamento 824, que data de 1971, y que todavía, en su defecto, para el presidente de la CNEPR decidir o tomar medidas competentes debe hasta consultar con el incumbente de la Dirección General de Telecomunicaciones. ¿Soprendente no?

Share This