15 septiembre, 2020

Portazona

¡Tu Zona Informativa!

El primer jugador de la NBA que no se arrodilla sufre una grave lesión y sale en silla de ruedas

Desde el retorno de la temporada regular de la NBA, el pasado jueves 30 de julio, hubo una ceremonia que se repitió en cada partido. Durante el himno de EE.UU., jugadores, entrenadores, árbitros y asistentes se arrodillaban en apoyo al movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan). El primero que no lo hizo fue Jonathan Isaac, de Orlando Magic, y el karma no tardó en llegar.

El pasado domingo, el alero que tampoco se había colocado la remera de respaldo a Black Lives Matter, se torció la rodilla izquierda al intentar una penetración durante el partido que su equipo le ganó a Sacramento Kings. El esguince le provocó una lesión en el ligamento cruzado anterior,por lo que debió abandonar el campo de juego en silla de ruedas.

Una resonancia magnética comprobó la lesión, aunque todavía no fue confirmado si Isaac, de 22 años, necesitará ser operado. Sin embargo, se perderá el resto de la temporada y su vuelta a la actividad dependerá de cómo responda a los tratamientos y a la rehabilitación.

Este fue el segundo partido que disputó Isaac luego de que el 1 de enero pasado sufriera otra lesión en la rodilla izquierda durante un partido ante Washington Wizard, por la que se hubiese perdido el resto de la temporada de la NBA de no haber sido por el parate obligado por la pandemia.

Tras la lesión, las reacciones en las redes no tardaron en llegar. “Se negó a arrodilalrse por lo que 2020 tuvo que quitar la rodilla”, escribió un usuario. Otro, agregó que lo sucedido es “súper irónico”. Otros, en cambios, repudiaron las ironías: “Si estás celebrando la lesión de Jonathan Isaac, hay algo malo contigo”.

Sus razones

Tras el partido del viernes ante Brooklyn Nets, Isaac se encargó de explicar los motivos por los que decidió no arrodillarse y expresó que esa acción o usar la remera alusiva no van de la mano con el respaldo al movimiento.

“No creo que arrodillarme o ponerme una camiseta sea la respuesta. Para mí las vidas de los negros se apoyan con los Evangelios. Todas las vidas se apoyan con los Evangelios”.

Además, dijo que durante el himno estuvo rezando. “EE.UU. es el país en el que vivo. Como cualquier país, tiene sus problemas. Pero estoy agradecido por las libertades que hay aquí, la libertad de jugar baloncesto y la libertad de hacer lo que quiera. La capacidad de protestar o no protestar”, concluyó.

Share This