21 abril, 2021

Portazona

¡Tu Zona Informativa!

Afirman RD genera más productos de innovación en relación con su nivel de inversiones

SANTO DOMINGO. – La República Dominicana, según datos del Índice de Innovación Global (GII por sus siglas en inglés) ocupa el puesto once entre dieciocho economías de América Latina y el Caribe.

Estos datos, analizados por el empresario tecnológico Arturo López Valerio, indican que -a escala general- el país ocupa la posición 90 entre 131 de un análisis que clasifica las economías mundiales según sus capacidades de innovación, siendo su “intervalo de confianza estadístico” entre los rangos 86 y 99.

López Valerio explicó que el GII consta de aproximadamente ochenta indicadores, los cuales son agrupados en entradas y salidas de innovación, y que tienen como objetivo, dijo, “capturar las facetas multidimensionales de la innovación”.

Otro dato que resalta el empresario tecnológico y presidente de la Camara TIC es que el país muestra mejor desempeño en resultados de innovación que en insumos.

López Valerio llamó la atención sobre el dato de que Republica Dominicana ocupo en el GII el puesto 31 entre 37 economías del llamado “grupo de ingresos altos”, lo cual -en su opinión- es sinónimo del “letargo que se ha producido en materia de innovación en los últimos años”.

En lo relativo a la relación entre los niveles de ingresos per cápita y el desempeño en el puntaje del GII, el empresario tecnológico señala que este muestra una línea de tendencia “que proporciona una indicación del desempeño de innovación esperado según el nivel de ingresos”.

De este modo, continua, las economías que aparecen por encima de la línea de tendencia se están desempeñando “mejor de lo esperado”, respecto a las que están por debajo de las expectativas. En función de esto, y con relación al PIB, la República Dominicana “se está desempeñando por debajo de las expectativas para su nivel de desarrollo”.

A juicio de López Valerio, Republica Dominicana debe continuar “traduciendo efectivamente” las inversiones en innovación en resultados de innovación, en el entendido que la relación entre los insumos de innovación y los productos de innovación es fundamental para entender el impacto real de las agendas desarrolladas.

Esto así porque mientras las economías por encima de la línea están traduciendo efectivamente las costosas inversiones en innovación en más resultados y de mayor calidad, el país “produce más productos de innovación en relación con su nivel de inversiones en innovación”.

La situación planteada representa un gran logro para el sector de las nuevas tecnologías en el país y -a la vez- un reto para las autoridades “a fin de generar oportunidades sistémicas que puedan producir más desarrollo humano a través de la aceleración digital”.

Otro detalle citado por el empresario tecnológico va en el sentido de que  República Dominicana se desempeña en este GII en uno de sus siete pilares, infraestructura, por encima del promedio, mientras que en los pilares “instituciones”, “capital humano e investigación”, “sofisticación del mercado”, “sofisticación empresarial, “resultados de conocimiento y tecnología” y “resultados creativos” se halla por debajo.

Sostuvo que este índice presenta cómo el diseño de políticas en el país prioriza la inversión en infraestructura, “frente a la oportunidad de generar un estímulo a través del equilibrio de los actores que participan en el ecosistema de innovación”.

Arturo comenta que al analizar las debilidades reflejadas en los subíndices del Índice de Innovación Global, “nos percatamos en la necesidad del fortalecimiento de la zapata de toda la innovación nacional: las personas y las comunidades”.

Un ejemplo clásico, a juicio de López Valerio, es el del estudiante que ha sido becado por el gobierno dominicano que, al regresar a su mercado, no encuentra en el ecosistema nacional las oportunidades para aplicar su conocimiento, ni las facilidades para intentar cambiar las reglas de juego.

En tal sentido, continua, invertir en innovación “no es becar o fortalecer la academia” sino mas bien generar un diseño sistémico que proporcione desarrollo sostenible, potenciando mercados que catalicen oportunidades reales.

“Ya tenemos la infraestructura, ahora democraticemos el acceso a las oportunidades digitales”, indicó López Valerio.

Culminó indicando que los datos del GII proporcionan una tarea a las autoridades y al ecosistema de innovación y al mismo tiempo un mapa para todos los innovadores dominicanos.

Sobre Arturo López Valerio

Arturo López Valerio es pionero en Cloud Computing, eCommerce, Marketing Digital y el desarrollo de proyectos de alto tráfico en República Dominicana.  Desde el 2011 opera en TABUGA, empresa que se dedica al fomento del conocimiento, la tecnología e innovación para la transformación y avance del crecimiento empresarial; llegando a desarrollar comunidades digitales, estrategias de marketing digital y emprendimiento con alcance de más de un millón de dominicanos.

Ha publicado el libro “#Emprende: una guía para ciudadanos de a pie”, con consejos y experiencias para quienes han decidido iniciar proyectos de emprendimiento desde cero.

En 2010, fue designado como Experto Nacional para la República Dominicana por la WSA (World Summit Award) —la iniciativa de la ONU y su Alianza Global para las TIC y el desarrollo (GAID), que hace hincapié en la diversidad e identidad cultural, la creación de contenidos informativos variados y la digitalización del patrimonio educativo, científico y cultural.

Share This